martes, julio 19, 2005

Ay

Y sí.
Tuvieron que ayudarme. No hubo manera.
Tampoco podían enojarse conmigo. ¿Cómo iba yo a saber que mi cabeza podía pasar por los barrotes de esa reja pero no mi cuerpo? Error de cálculo, che.
Lo más extraño fue que mi cabeza pasó hacia adelante pero cuando la quise sacar hacia atrás se quedó varada ahí.
Un gracioso dijo: ¿y si en vez de cortar la reja le cortamos la cabeza?
Muy chistoso.

5 comentarios:

buffy dijo...

¡VAYA MAL RATO DEBERIAS PASAR!
en fin a veces no es calcular.. supongo que meterias la cabeza para mirar a julianita ¿no pillin?
patita con cariño

pd:¡ AHH ! y felicita al "brillante gracioso" de mi parte... dile que hara carrera con esas "soluciones.."

Lola de Las Mini´s dijo...

Mirá Pancho, a mi me dicen que estoy gorda y que no entro en todos lados y que por eso me quedo trabada en algunos lugares. Hay que ignorarlos, che! hacé lo propio con el gracioso ese...

Verdi el perro dijo...

joe pancho que ya no estamos para estos sustos.
probaron poniendote jabón en las orejas?? o cortaron los barrotes.
lo importante, ya tas fuera...
saludos colega

buffy dijo...

¡¡PANCHOOOOOO!! ¿que haces? ¿estas de vacas?
¡a ver si escribes gandulón!

Anónimo dijo...

Excellent, love it! » »