viernes, marzo 31, 2006

Los años pasan

Me vino la melancolía. Yo que siempre estoy alegre. Rezongón, es verdad, pero un rezongón alegre. Pero hoy ni siquiera molestar a Blanquita me divierte (ya les contaré quién es Blanquita).
¿Será el otoño?
Y después me entero que este energúmeno me anda engañando con una perrita de la calle que encontró en su barrio. Sí, vos, no te hagás el que no sabés que ya me contaron que le dabas carne por abajo de la mesa del restaurante a la perrita esa y a mí cuando venís a comer asados ¡nada me das!
Grrrrr.
Bueh.
Mientras tanto yo miro como se amarillean las hojas del gynco y pienso en esos huesitos que escondí cerca del jazmín. Si el jardinero que viene hoy los descubre lo muerdo, ya está decidido, es un hecho.
Estoy triste. Triste como un perro cansado y viejo.
Pucha que estoy viejo.
¡De pronto me hice viejo!
¿Cómo pasó?

4 comentarios:

Brocco dijo...

noto cierta hostilidad en tus palabras... el estómago os pierde, hijos de perra.

Verdi el perro dijo...

mmm no puedo decir es la primavera porque alla estas en otoño.. pero debe ser un cambio de tiempo..
paciencia panchito

Nano Frontera dijo...

qué es eso Pancho?? de qué hablás? son hermosas las hojas anaranjadas que caen de los árboles amigo. Pensalo así, ya llegará el verano. Y viejo, nada! sos un gran perrazo que tiene mucho que hacer. L o único que faltaba jorobar!! patita amigo y arriba el ánimo y a ese que no te da huesitos hacele un pi en la pierna cuando esté sentado comiendo.

Anónimo dijo...

Excellent, love it! employment law attorney myanmar justine cosmetics Ppc version Moving company to puerto rico Auto part for vw jetta http://www.dye-paintball-8.info/Big-cosmetics.html cheap cosmetics fiat wohnmobil levitra cod Black+hardcore+orgies+picture+thumb the history of cosmetic surgery