miércoles, octubre 04, 2006

El perro dragón

Para aquellos que visitan este blog hace tiempo y no veían actividad: volví por estos pagos virtuales.
Veo que son muchas las novedades en el mundo perruno y de verdad alégrome por todos ustedes.
Yo, podría decirse, ando que me sale fuego por la boca.
¿No era que la obra de esta casa estaba terminada?
Pues no.
Y ahí voy yo a chumbarle como loco a los albañiles que vienen y hacen ruido.
Lijan, rascan, cortan, mascan porque hace un año hicieron las cosas mal.
Mamá Rossi está que trina.
Y eso que no es un pajarito, eh.
Yo, como soy un perro, estoy que chumba y chumba y chumba y chumba.

Pero buenos tiempos se avecinan.
Mi dueña y el despeinado se mudan ¡cerca!
Ya les voy a chumbar yo a ellos.

5 comentarios:

Brocco dijo...

Supervisando las obras, claro que sí, por algo eres el amo de la casa!

Blas dijo...

Bienvuelto Pancho,hace tiempo que no sabiamos de tí.
Guaubesos

Verdi el perro dijo...

pancho colega al fin volviste..
patita

Nano Frontera dijo...

qué suerte entonces a vivir todos muy cerquita, me alegro Panchi me alegro por tu alegría uau guauuu

Frodo dijo...

Pancho! Cuanto tiempo sin leerte, poteta!