viernes, marzo 09, 2007

Panza llena de algo raro

Los grillos cantan: cric -cric cric- cric.
Y yo me duermo en esta noche de marzo lluvioso. Estoy tan cansado, tan exhausto.
Los Rossi se fueron de vacaciones y ella viene a darme de comer, a mimarme, a llenarme de besos y paseos.
Anoche se había acabado la carne picada y se fue de raje a comprar algo para que yo comiera. ¡¡¡Y no va que esta hija de su madre me compra una lata de pollo para gatos!!!

¿¿¿¡¡¡Es que acaso yo soy un gato!!!???

Bueh, la comida no estaba nada mal. Estos felinos saben pasarla bien, muchachos.

3 comentarios:

Brocco dijo...

jiji tontos no son los gatos, eh? he visto latas hasta con guisantes y zanahoria en dados. brécol cero pelotero, eso sí.

Verdi el perro dijo...

che pancho que buena foto ein.. la de tu perfil..

Nano Frontera dijo...

upssssssss no me digas!! tendré que probar guau guau