jueves, mayo 18, 2006

¡Chau, Papusa!

¡Falsa alarma!
Papusa duró poco y nada. Y que quede claro, no fue para nada mi culpa. Ella solita y sola se marchó sin decir ni "mu", bah, ni "miau". ¡Y a buen puerto, muchachos!
No fue necesario implementar ninguna de los valiosos consejos que todos ustedes me dejaron en los comentarios del post anterior. Buffy, ¿no te parecía un poco peligroso implementar el método de los masajes que Verdi expuso en su blog? A mí los ojos de Papusa no me inspiraban nada de confianza. No parecía ser un animalito muy mimoso como para andar pidiéndole masajes. Además, si es por masajes yo prefiero que me rasque el cogote mi dueña, jejeje.
Es cierto, como dijo Frodo, que la pobre gata no tenía un hogar y, bueno, hay que ser solidarios. Pero la bicha se ve que adora la calle y sólo se quiso tomar un vermuth de la tarde en el balconcito de mi dueña.
Así que ¡chau, Papusa!
Y que siga el tango nomás....

5 comentarios:

Nano Frontera dijo...

espero que no vuelva la tal Papusa jijiji, sino si que va a oir los latidos angustiosos jijii guau guau patita.

Gaucho dijo...

jjjj que es un papusa??
hola soy el hermanito peque de verdi
yo le doy masajitos al verdi, pero no se porque el me tira los dientes :P
patita

Pancho dijo...

Gauchito: Papusa en lunfardo significa muchacha. Y el tango dice algo así:

Che papusa, oí
los acordes melodiosos que modula el bandoneón;
Che papusa, oí
los latidos angustiosos de tu pobre corazón;
Che papusa, oí
cómo surgen de este tango los pasajes de tu ayer...
Si entre el lujo del ambiente
hoy te arrastra la corriente,
mañana te quiero ver...

Nano: sí, jejeje, qué suerte. (vieron que el Nano se sabe la canción como buen porteño que es).

Brocco dijo...

:D quiero ir a argentinaaaaaaaaaa!!!!!!!!

Anónimo dijo...

best regards, nice info film editing classes