domingo, enero 22, 2012

Adiós Panchito


Pancho era un perro con muchos nombres.
Se llamaba Pancho Sancho Ancho pero antes de eso se llamó Kreítton (que es una palabra griega que significa "el más valiente"). Respondía al nombre de Pon, Panchi, Pan-chín, Chopán y Ponuchi.
Era un perro inteligentísimo, un pequinés orgulloso aunque algo déspota pero comprador como él solo. En sus buenos años se asemejaba a un pequeño leoncito de pelaje rojo o a un gremlin bueno. Lo amamos mucho e hicimos todo lo posible para que tuviera una buena vida.
Pancho no le tenía miedo a casi nada. A lo único a lo que le tenía miedo era a quedarse solo.
Nunca quiso a ningún otro perro salvo a Malena, que fue su compañera sólo porque ella llegó antes que él a la casa.
Seguramente le hubiera gustado vivir muchas aventuras pero siendo un perro doméstico tuvo que conformarse con el jardín de la casa de mis padres y ahuyentar a los múltiples pajaritos y gatos que se aparecían.
Nunca supimos cómo perdió su ojo. Seguramente fue en una pelea callejera. No por nada se ganó el apodo de Pancho Camorra. Cuando llegó a nosotros ya era tuerto.
Pancho era un animal y como tal no podía hablar pero se sabía expresar de muchas formas. Tenía gruñiditos característicos. Sabíamos perfectamente cuando estaba feliz y cuando estaba enojado. Sabía expresarse muy bien.
Cuando llegó era un estropajo pero con mi hermano ni lo dudamos. Nadie lo quería. Nosotros lo quisimos.
¿Por qué? Eso es algo que me pregunto una y otra vez.
¿Por qué lo quisimos tanto?
No era un perro hermoso, es cierto. Era oloriento, se le caía el pelo, en el último tiempo tenía costras en todo el cuerpo, tenía un carácter impulsivo y dominante. Pero era Pancho y era nuestro. Y lo amamos muchísimo.

3 comentarios:

Gaucho Tibetano dijo...

hola
soy la jefa de Gaucho, de Pampa y era de Verdi.
me ha dado mucha pena leer que Pancho ya no esta, pero se que como tu dices era un perro feliz y amado.
la vida sigue no?
No nos olvidaremos nunca de Pancho .. un abrazo

Flor dijo...

Qué lindo que escribas, gracias. Hacía tiempo ya que no posteaba porque el último año de Pancho fue muy difícil y no quería que el blog se volviera un cúmulo de enfermedades. Me acuerdo de Verdi y qué loco como aunque nunca nos conocimos y nuestros perros nunca se conocieron la virtualidad genera estos lazos. Qué hermoso que está tu Gaucho.
Te agradezco tus palabras. Y te mnado un abrazo.

Uga dijo...

Un abrazo fuerte de una lectora y su chucha. Si nosotras le echamos de menos sin haberle conocido, sólo por sus letras, imagino cómo lo estarán pasando ahí. Mucho ánimo :)