martes, noviembre 22, 2005

Hasta la vuelta

Aquí hay gato encerrado.
Esas valijas en el medio del living y que ella y el despeinado se hayan venido un domingo a la mañana a tomar mate a lo de los Rossi no me dejan dudas.
Mamá y Papá Rossi se van de la casa por vaya saber cuánto tiempo.
Yo no sé contar el tiempo con el calendario de los humanos. Cuando alguno de los integrantes de esta casa se va a trabajar, a hacer las compras o de paseo para mí es como si las horas se multiplicaran. Por eso, cuando vuelven, los saludo con fiestas y pido que me alcen y me festejen. No es que tenga "corta memoria", -como sé que andan diciendo por ahí-. No. Yo tengo una percepción del tiempo distinta, casi diría "perruna".
Esas valijas me dicen, además, que estos dos se van a tomar un avión. Son las típicas valijas de tomarse un avión.
Yo me voy a sentar en las valijas a modo de protesta.
Eso.
Así.
A modo de almohadón.
No me molesten.
¡No me molesten, che!
Bueh.
Váyanse, nomás.
Pero conste que se van porque yo los dejo.

4 comentarios:

blas dijo...

Pancho¡Ponte en lo peor...!Si hay valijas...Hay viaje....
(Que no nos oigan...En vez de sentarte en las maletas ¿Por qué no haces lo que estamos pensando....Jijiji)

Verdi el perro dijo...

pancho colega, que se le va a hacer, aunque sea vos te quedas con la linda y el despeinado.
pero seguro volveran pronto.
paciencia ein

Nano Frontera dijo...

Panchoooo no seas caradura!! o vos no venís de Europa de un viaje muy lindo que hicimos, un poco de apuro pero divertidisimo, dejalos que la pasen bien patita guau guau

Camila dijo...

Panchito, y con quien te quedas tú? yo podría ir a hacerte compañía un rato... ;)
Saludos y apapachitos!