jueves, febrero 09, 2006

Tranquilo

La veo trabajar con los pies descalzos. Me encantan sus pies descalzos porque entonces yo me acuesto cerca suyo y ella empieza como en un ademán automático a moverlos y, por ende, a hacerme caricitas. Yo sé que en realidad está pensando en otra cosa y pienso que a veces soy algo así como un felpudo peludo tirado abajo de su escritorio pero no me importa. Saber que está allí, que no estoy solo, que me puedo ir a hacer mis cosas y volver sabiendo que ella está, no se fue, es una sensanción impagable.

6 comentarios:

Verdi el perro dijo...

jqajajajajaj
yo tambien soy su felpudo pero me encanta...

Nano Frontera dijo...

jjijiji linda sensación, no?? guauuuu

Girasol dijo...

Algunas veces me gusta lamerle los pies, no se si sera raro pero en fin, son cosas mias.

Buffy dijo...

¡Di que si! es una gozada cuando me pongo con mi jefa!
(con el "otro" ni pensar...mejor me callo ¡puafg!.jajaja)
patita mi amigo

Frodo dijo...

Vaya, a mi no me dejan casi nunca, solo cuando estoy frito.. mas que nada porque los muerdo pa jugar y como que no eh?
Pero tu sigue asi, que es muy agradable

Brocco dijo...

eres un poeta, pancho!